# Artículos

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA AL FRENTE ORIENTAL DURANTE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL (abril de 1941 – enero de 1942)

INTRODUCCIÓN AL FRENTE ORIENTAL (abril de 1941 – enero de 1942)

La batalla de Grecia y la Invasión de Yugoslavia retrasaron la invasión alemana seis semanas críticas, como posteriormente se puso de manifiesto. Tres Grupos de Ejército alemanes, junto con otras unidades militares del Eje, que en total hacían unos 3,5 millones de hombres, se lanzaron a la invasión de la Unión Soviética el 22 de junio de 1941. El Grupo de Ejércitos Norte estaba desplegado en Prusia Oriental y estaba compuesto por los ejércitos de infantería 18º y 16º y un ejército Panzer, el 4º al mando de los generales Busch, Von Küchler[1] y Hoepner[2], todos bajo las órdenes del mariscal Ritter Von Leeb[3], apoyados por la 1° flota aérea del general Koller totalizando 450.000 combatientes del Eje. Sus objetivos principales eran el asegurar los estados bálticos y tomar Leningrado. Oponiéndose al Grupo de Ejércitos Norte estaban tres Ejércitos soviéticos compuestos por 450.000 hombres en un principio, pero con las nuevas movilizaciones se aumentó el número a 600.000 al mando del mariscal Voroshilov. Los alemanes lanzaron sus 600 tanques contra el punto de contacto de los dos Ejércitos soviéticos en ese sector. El objetivo del 4º Ejército Panzer era cruzar los ríos Niemen y Dvina, que eran los dos mayores obstáculos en la ruta hacia Leningrado. En el primer día, los tanques cruzaron el río Niemen y penetraron 80 kilómetros. Cerca de Rasienai, los Panzers fueron contraatacados por 300 tanques soviéticos. Los alemanes tardaron 4 días en rodear y destruir a los tanques soviéticos. Los Panzers, cruzaron después el Río Dvina cerca de Dvinsk. Los alemanes estaban ahora a una distancia suficiente como para atacar Leningrado; sin embargo, Hitler ordenó a los Panzers mantener su posición mientras los Ejércitos de infantería los alcanzaban. Las órdenes de mantener la posición durarían cerca de una semana, dando tiempo suficiente a los rusos para que fortaleciesen sus defensas alrededor de Leningrado. Los rusos recibieron apoyo de la flota soviética del Báltico, hasta que los Stukas alemanes lograron hundir a los acorazados Marat y Revolución de Octubre. Después de que Hitler dio la orden de ataque el 4° ejército Panzer trató de perforar la plaza desde el 10 de agosto hasta el 8 de septiembre. Voroshilov movilizó a toda la población civil para evitar que la ciudad cayera lo cual consiguió con enormes pérdidas que oscilan entre 500.000 y 1.500.000 de bajas en el bando soviético solamente. El Grupo de Ejércitos Centro estaba desplegado en Polonia y comprendía a los ejércitos 9º, al mando del general Strauss, 4º, al mando del general Von Kluge[4], al 2º, comandado por el general Von Weichs[5], y dos ejércitos Panzer, el 2º y el 3º, bajo las órdenes de los generales Guderian[6] y Hoth respectivamente, todos a su vez dirigidos por el mariscal Fedor von Bock[7]. Su objetivo principal era la captura de Moscú. Oponiéndose al Grupo de Ejércitos del Centro estaban cuatro Ejércitos soviéticos con 3500 tanques, bajo el mando del mariscal Timoshenko[8]. Los rusos ocupaban un saliente que se introducía en territorio alemán con su centro en Bialystok. Más allá de Bialystok, estaba Minsk que era un nudo de ferrocarriles clave y que guardaba la principal autopista a Moscú.

El 3º Ejército Panzer[9] penetró a través de la unión de los dos Ejércitos soviéticos desde Prusia y cruzó el río Niemen, y el 2º Ejército Panzer cruzó el río Bug desde el sur para lo cual se emplearon 80 tanques capaces de caminar bajo el agua. Mientras atacaban los Panzers, los ejércitos de infantería golpeaban en el saliente y rodeaban a las tropas rusas en Bialystok. El objetivo de los Ejércitos Panzer era encontrarse en Minsk e impedir una retirada rusa. El 27 de junio, tras 5 días de operaciones, los Ejércitos Panzer II y III se encontraron en Minsk habiendo avanzado 350 kilómetros en territorio soviético. En la enorme bolsa entre Minsk y la frontera polaca estaban rodeadas 32 Divisiones de Infantería soviéticas y 8 Divisiones de tanques, totalizando 400.000 soldados soviéticos con más de 3.500 tanques (tres veces más que los atacantes) y 2.000 cañones que fueron atacados sin piedad envueltas en un triángulo que inicialmente tenía 300 km. de lado. La batalla de cerco duró 14 días, del 27 de junio al 10 de julio, y al desplomarse la resistencia fueron capturados 323.898 soldados rusos, aunque consiguieron escapar unos 250.000 más, capturaron o destruyeron 3.332 tanques y 1.909 cañones (más del total de tanques enviados a la lucha por Francia); el aniquilamiento de esa cantidad de material blindado dio confianza al mando alemán, ya que los tanques disponibles de Alemania para la invasión de Rusia eran solamente 2.434, y se creyó que se había logrado acabar con la mayoría del blindaje ruso, lo que en realidad era falso, pues el Ejército Rojo tenía una imponente masa de 20.000 máquinas para 1941, aunque debemos matizar que el 92% de esos carros eran viejos tanques de los años 30 que en la primera semana se averiaron casi el 50% de ellos debidos a problemas mecánicos, donde el 90% de los T-35 se averiaron sin luchar, sólo un 5% eran T-34s y un 3% KV-1s. En ese mismo tiempo la Luftwaffe había organizado 2800 aviones en tres flotas comandados por Loehr[10], Kesselring[11] y Keller. En los primeros días de lucha numerosas escuadrillas de tres bombarderos se internaron en suelo ruso volando casi a ras de suelo y sin cruzar ciudades para atacar los principales aeródromos en un radio de 300 kilómetros. En esos dos primeros días de lucha se reportaron 2700 aviones derribados o destruidos en sus bases, pero tras ocupar los aeródromos por tierra se comprobó que fueron destruidos 2700 aparatos, de los cuales unos 1800 en el primer día.

El Grupo de Ejércitos Sur[12] estaba desplegado al sur de Polonia y Rumanía y estaba compuesto por los ejércitos 6º, 11º, y 17º, y un Ejército Panzer, el 1º, junto con dos Ejércitos rumanos y varias divisiones italianas, croatas, eslovacas y húngaras. Su objetivo era asegurar los campos petrolíferos del Cáucaso. En el sur, los comandantes rusos habían reaccionado rápidamente al ataque alemán y sus fuerzas de tanques superaban con mucho a las alemanas. Oponiéndose a los alemanes en el sur había tres Ejércitos soviéticos. Los alemanes golpearon en los puntos de contacto de los tres Ejércitos soviéticos, pero el 1º Ejército Panzer golpeó justo a través del Ejército soviético con el objetivo de capturar Brody. El 26 de junio, cinco Cuerpos mecanizados soviéticos con unos 1.000 tanques montaron un contraataque masivo contra el 1º Ejército Panzer. La batalla fue una de las más feroces de la invasión, durando 4 días. Al final de la misma los alemanes resultaron vencedores, pero los rusos infringieron duras pérdidas al 1º Ejército Panzer. Con el fracaso de la ofensiva blindada soviética, se habían acabado las últimas fuerzas substanciales de tanques rusos. El 3 de julio, apenas terminada la batalla de Bialystock-Minsk Hitler dio su consentimiento a los Panzers para que relanzasen su empuje hacia el este, después que los ejércitos de infantería los hubiesen alcanzado. Fedor von Bock lanzó la vanguardia de sus 9 divisiones blindadas y sus 7 motorizadas, seguidas por 35 divisiones de infantería hacia el frente. A las orillas del río Beresina los alemanes se enfrentaron a un nuevo tipo de tanque soviético desconocido hasta entonces. Era el T-34, con coraza frontal de 4,5 centímetros de blindaje inclinado y cañón de 76,2 mm de diámetro, eficaz a 1500 m. Los efectivos de la 18a. división blindada de Guderian se enfrentaron a él, pasando serias dificultades antes de descubrir que tenía una mala visibilidad por detrás y una comunicación por radio deficiente (no solía haber radio y se hacían señas a los otros carros). Iguales dificultades pasaron al repeler al tanque pesado KV-1, mejor blindado que el T-34.Después de la sorpresa se destruyeron varias unidades soviéticas encabezadas por el VIII Cuerpo de Ejército, en la que militaba el hijo de Stalin Jacobo Djugashvili el cual fue hecho prisionero. A pesar de todo, Stalin se negó a hacer un trato con los nazis para el intercambio de su hijo. El siguiente objetivo del Grupo de Ejércitos Centro sería la ciudad de Smolensk que dominaba la carretera a Moscú. Enfrente de los alemanes estaban las fortificaciones no concluidas de la Línea Stalin, apoyadas sobre el río Dnieper, y al perforarla consiguieron capturar Perekov. El 6 de julio, los soviéticos lanzaron un ataque con 700 tanques contra el 3º Ejército Panzer. Los alemanes, usando su abrumadora superioridad aérea en calidad, ya que los soviéticos poseían la flota más numerosa de todas las naciones, pero sus cazas J-15 y sus bombarderos relativamente lentos y de los más diversos modelos, no podían competir contra los Messerschmitt 109 ni contra los Stukas Junker-87 más rápidos. El 2º Ejército Panzer cruzo el río Dnieper y se acercó a Smolensk desde el sur, mientras que el 3º Ejército Panzer, después de derrotar el contraataque soviético, se aproximó a Smolensk desde el norte. Tres Ejércitos soviéticos quedaron atrapados entre sus pinzas. El 26 de julio, los Panzers cerraron la trampa y entonces comenzó la eliminación de la bolsa, cogiendo 310.000 prisioneros rusos, 3205 tanques y 3210 cañones, de un total de 3600 tanques, 3500 cañones y 460.000 combatientes rusos. Hitler ahora, se vio en un dilema: sus generales querían continuar con el empuje hacia Moscú, el problema para continuar con la ofensiva del sector central, era que en el Sur los ejércitos comandados por Von Rundstedt se encontraban atascados a la entrada de Kiev, donde el mariscal Budenny[13] tenía cinco ejércitos con más de 700.000 hombres, parapetados en poderosas defensas, y otro ejército soviético se encontraba en la región de Gómel con más de 100.000 hombres; este conjunto de tropas preocupaba a Hitler, ya que las líneas de abastecimiento de los ejércitos de Von Bock se encontraban demasiado extendidas. Tanques del Grupo de Ejércitos Centro fueron desviados en apoyo de los Grupos de Ejércitos Norte y Sur. Los generales de Hitler se opusieron vehementemente a esta medida, ya que Moscú se encontraba sólo a 350 kilómetros del Grupo de Ejércitos Centro y el grueso del Ejército Rojo estaba desplegado en ese sector y solamente un ataque allí tenía esperanzas de acabar la guerra rápidamente. Pero Hitler fue inflexible y los tanques del Grupo de Ejércitos Centro se fueron y reforzaron al 4º Ejército Panzer en el norte, atravesando las defensas soviéticas el 8 de agosto, estando al final de agosto a sólo 50 Kilómetros de Leningrado. Mientras tanto los finlandeses habían atacado hacia el sudeste, a ambos lados del Lago Ladoga, alcanzando la antigua frontera soviética. En el Sur a mediados de julio, más allá de los Pantanos de Pinsk, los alemanes se habían quedado a sólo unos pocos kilómetros de Kiev. El 1º Ejército Panzer entonces fue hacia el Sur, mientras que el 17º Ejército alemán, que estaba en el flanco sur del 1º Ejército Panzer, golpeó hacia el este y entre los dos atraparon tres Ejércitos soviéticos cerca de Uman. Cuando los alemanes eliminaron la bolsa, los tanques giraron hacia el norte y cruzaron el Dnieper, mientras tanto el 2º Ejército Panzer que había sido desviado del Grupo de Ejércitos Centro por orden de Hitler había cruzado el río Desna con el 2º Ejército en su flanco derecho. Los dos ejércitos Panzer atraparon ahora 4 Ejércitos soviéticos y partes de otros dos. El embolsamiento de las fuerzas soviéticas en Kiev fue conseguido el 16 de septiembre. Los rodeados soviéticos no abandonaron fácilmente, siguió una batalla salvaje que duró 10 días, después de la cual los alemanes declararon que habían capturado 600.000 soldados rusos. Hitler la llamó la batalla más grande de la historia. Después de Kiev, los alemanes no estaban superados en número por el Ejército Rojo, y los rusos no tenían más reservas. A Stalin le quedaban 800.000 hombres para defender Moscú. El 9 de septiembre, el Grupo de Ejércitos Norte llegó a 11 kilómetros de Leningrado, pero Hitler ordenó que Leningrado fuese asediado. Sin embargo, una pequeña ruta improvisada entre un bosque, permitió el paso de suministros a la ciudad. Los soviéticos estaban montando cada vez más ataques contra el Grupo de Ejércitos Centro pero faltándoles sus tanques, no estaban en posición de tomar la ofensiva. Hitler había cambiado de opinión y decidido que los tanques se devolviesen al Grupo de Ejércitos Centro para su empuje total hacia Moscú.  La Operación Tifón[14], el empuje hacia Moscú, comenzó el 2 de octubre. Frente al Grupo de Ejércitos Centro estaban una serie de elaboradas líneas de defensa. Los alemanes penetraron fácilmente la primera línea de defensa cuando el 2º Ejército Panzer, volviendo desde el sur, tomó Orel que estaba 110 kilómetros detrás de la primera línea rusa de defensa. Los alemanes entonces empujaron hacia dentro y en el vasto embolsamiento cogieron a 663.000 prisioneros rusos. Los rusos solo tenían ahora 90.000 hombres y 1500 tanques para la defensa de Moscú. Casi desde el principio de la Operación Tifón el clima se había ido deteriorando continuamente, haciendo más lento el avance alemán sobre Moscú, hasta llegar a ser de 3 kilómetros diarios. El 31 de octubre, el Alto Mando del Ejército alemán ordenó un alto en la Operación Tifón para que los ejércitos pudiesen reorganizarse. La pausa dio tiempo a los soviéticos para construir nuevos ejércitos y traer las tropas soviéticas desde el este, cuando el Pacto de Neutralidad firmado por soviéticos y japoneses en abril de 1941, le aseguraba a Stalin que ya no sería amenazado por los japoneses por más tiempo. El 15 de noviembre, los alemanes comenzaron una vez más el ataque sobre Moscú. Enfrente de los alemanes estaban 6 Ejércitos Soviéticos. Los alemanes intentaron que los Ejércitos Panzer III y IV cruzaran el Canal de Moscú y rodearan Moscú desde el nordeste.

El 2º Ejército Panzer atacaría Tula y después se acercaría a Moscú desde el sur y el 4º Ejército golpearía en el centro. Sin embargo, el 22 de noviembre, las tropas siberianas soviéticas fueron lanzadas sobre el 2º Ejército Panzer en el sur, e infligieron una sorprendente derrota sobre los alemanes. El 4º Ejército Panzer tuvo éxito en cruzar el Canal de Moscú y el 2 de diciembre había penetrado hasta 25 kilómetros del Kremlin. Pero para entonces empezaron las primeras tormentas del invierno, y la Wehrmacht no estaba equipada para la guerra de invierno. La congelación y la enfermedad habían causado más bajas que el combate; los muertos y heridos ya habían alcanzado un número de 155.000 en 3 semanas. Las divisiones estaban a una fuerza del 50% y el amargo frío había causado grandes problemas a los cañones y al equipo; muchos ataques soviéticos eran producidos muy temprano, dado que las armas alemanas no funcionaban a tan bajas temperaturas, mientras que las de los soviéticos sí. Las condiciones climatológicas hacían que la Luftwaffe estuviese en tierra. Las tropas soviéticas recién reclutadas cerca de Moscú, hacían un número de cerca de 500.000 hombres, y Zhukov[15] el 5 de diciembre lanzó un contraataque masivo que empujó a los alemanes hacia su frontera cerca de 325 kilómetros, pero no consiguió una brecha definitiva. La invasión de la Unión Soviética había costado hasta ahora a los alemanes unos 250.000 muertos y 500.000 heridos, así como gran parte de sus tanques.

[1] Georg von Küchler fue un militar alemán que participó en la Primera y Segunda Guerra Mundial, alcanzando el rango de mariscal de campo (Generalfeldmarschall).

[2] Erich Hoepner fue un general alemán que participó en la Segunda Guerra Mundial, destacando como jefe de unidades blindadas. Fue ejecutado por participar en el atentado fallido contra Hitler el 20 de julio de 1944

[3] Wilhelm Leeb fue un militar alemán ennoblecido como caballero (Ritter) el 2 de mayo de 1915 al recibir la Orden Militar de Max Joseph, y que alcanzara el rango de mariscal de campo durante la Segunda Guerra Mundial

[4] Günther Adolf Ferdinand von Kluge, conocido como Günther von Kluge, apodado “Kluger Hans” (equivalente a Juan el listo, juego de palabras en alemán, pues klug significa listo, inteligente), fue un militar alemán con el grado de Mariscal de Campo de la Wehrmacht

[5] Maximilian Maria Joseph Karl Gabriel Lamoral Reichsfreiherr von Weichs zu Glon, Mariscal de Campo (Generalfeldmarschall) alemán y jefe militar durante la Segunda Guerra Mundial

[6] Heinz Wilhelm Guderian fue un militar alemán, coronel general (generaloberst) de la Wehrmacht y Jefe del Estado Mayor General del Ejército, considerado uno de los mayores genios militares del siglo XX y conocido por ser uno de los principales impulsores del concepto de la moderna guerra relámpago, artífice de la mecanización del arma de caballería blindada de los alemanes de la Segunda Guerra Mundial.

[7] Fedor von Bock fue un mariscal de campo alemán durante la Segunda Guerra Mundial, considerado uno de los más grandes generales de la Wehrmacht

[8] Semión Konstantínovich Timoshenko fue un destacado comandante y el oficial de mayor graduación del Ejército Rojo al momento de la invasión alemana a la URSS en 1941

[9] El 3.º Ejército de Panzer se formó el 16 de noviembre de 1940 por el ya creado XV Cuerpo de Ejército bajo el mando del Grupo de Ejército Centro (antiguamente Grupo de Ejércitos Vístula), era una parte de fundamental de la Operación Barbarroja, después pasó a denominarse 3.º Ejército Panzer el 1 de enero de 1941, y luchó en la Batalla de Moscú (Denomindo Operación Tifón del funcionamiento dónde se puso al mando de la operación del 9.º Ejército) a finales de 1941 a 1942, y tomando parte en los combates en Vítebsk en 1941 a 1944. Después por las campañas de Lituania y Curlandia a finales de 1944 y tomando parte en la Batalla de Memel entre 1944 a 1945. La composición del Grupo de Ejércitos Vístula lucharón en Szczecin y en el Óder. Sucumbiendo ante las fuerzas de los rusos. .

[10] Alexander Löhr fue un comandante de la Fuerza Aérea Austriaca (Österreichische Luftstreitkräfte) durante los años 30 y, tras la «Unión Política de Alemania y Austria» (Anschluss), comandante de la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) durante la Segunda Guerra Mundial

[11] Albert Konrad Kesselring fue un Generalfeldmarschall alemán que comandó el Grupo de Ejércitos C durante la Segunda Guerra Mundial. Llegó a ser uno de los comandantes más competentes y populares, siendo además uno de los 27 únicos militares que fueron galardonados con la cruz de hierro con hojas de roble, espadas y diamantes. Los aliados le apodaron «Albert el sonriente» o «Kesselring el sonriente», y sus propias tropas “Tío Albert”. En 1904 Kesselring se unió al Ejército Bávaro como oficial-cadete, sirviendo en la rama de artillería. Se formó como observador militar en globos en 1912 y durante la Primera Guerra Mundial sirvió en ambos frentes, Occidental y Oriental, siendo destinado al Estado Mayor. Kesselring permaneció en el Ejército después de la guerra, pero fue licenciado en 1933 para pasar a encargarse del Departamento de Administración en la Comisaría del Reich para la Aviación, donde estuvo involucrado en el restablecimiento de la industria de aviación y puso los cimientos para la creación de la Luftwaffe, sirviendo como Jefe de Personal desde 1936 hasta 1938. Durante la Segunda Guerra Mundial, comandó las fuerzas aéreas en las campañas de Polonia y Francia, en la Batalla de Inglaterra y en la Operación Barbarroja. Como Comandante en Jefe de todas las fuerzas en el Sur de Europa, siendo muy representativas sus intervenciones en el teatro de operaciones del Mediterráneo y Norte de África. Kesselring se ganó el respeto de sus contrincantes en el bando aliado por sus logros militares, aunque al final de la guerra su curriculum quedó ensombrecido por algunas masacres cometidas por tropas bajo su mando en Italia. Después de la guerra, Kesselring fue juzgado por crímenes de guerra y sentenciado a muerte. Dicha sentencia fue posteriormente conmutada por otra de cadena perpetua. En 1952 fue liberado atendiendo a su delicado estado de salud. Kesselring es uno de los 3 únicos mariscales de campo que llegaron a publicar sus memorias, tituladas “Soldado hasta el último día” (Soldat bis zum letzten Tag) (A Soldier to the Last Day).

[12] Se conoce como Grupo de Ejércitos Sur a un grupo de ejércitos que fue organizado por el Heer durante la Segunda Guerra Mundial, siendo creado en 1939 y manteniéndose en activo hasta el final mismo de la guerra, el 8 de mayo de 1945. El Grupo de Ejércitos Sur tomó parte en la invasión de Polonia en 1939, en la Batalla de Francia (aunque en este caso con la denominación de Grupo de Ejércitos A), en la Operación Barbarroja y en el conjunto de batallas libradas desde entonces en el Frente Oriental durante toda la guerra. A lo largo de sus seis años de existencia, varios de los más conocidos generales alemanes ejercieron el mando del Grupo de ejércitos, entre los que cabe destacar a Gerd von Rundstedt, Walter von Reichenau, Fedor von Bock, Erich von Manstein o Lothar Rendulic. Por lo que respecta a la composición del Grupo de Ejércitos, esta fue variable en el tiempo en función de las diversas operaciones militares en que estuvo implicado.

[13] Semión Mijáilovich Budionni fue un comandante militar soviético, mariscal de la Unión Soviética. Al estallar la Operación Barbarroja, en julio-septiembre de 1941 Budionni fue Comandante en Jefe de las fuerzas soviéticas en los Frentes Sudoccidental y del Sur, enfrentándose a la invasión alemana de Ucrania, que comenzó en junio. Sus fuerzas fueron rodeadas en la Bolsa de Uman y luego quedaron fatalmente cercadas en la Batalla de Kiev, donde Stalin le ordenó retirarse del frente por vía aérea y dejar el mando al general Mijaíl Kirponós; en ambas batallas las tropas soviéticas fueron derrotadas sufriendo severas pérdidas. Estos desastres bélicos costaron a la Unión Soviética cerca de un millón y medio de bajas militares entre muertos y prisioneros, una de las mayores derrotas de la historia militar En septiembre de ese mismo año, Stalin cesó a Budionni de sus cargos en Ucrania, aunque de nuevo sin sancionarlo, y lo reemplazó por Semión Timoshenko en la jefatura máxima de las tropas sudoccidentales. Fue puesto a cargo del “Frente de Reserva” (septiembre-octubre de 1941), y luego fue designado Comandante en Jefe de la Dirección del Norte del Cáucaso (abril-mayo de 1942), luego dicho puesto fue rebautizado como “Comandante del Frente del Norte del Cáucaso” al avanzar la ofensiva alemana (mayo-agosto de 1942).

Al iniciarse la ofensiva Fall Blau de la Wehrmacht contra el Cáucaso a mediados de 1942, Budionni fue retirado de la región amenazada. A cambio, fue designado por Stalin como jefe máximo de la entonces ya obsoleta Caballería Roja y enviado en la práctica a puestos de retaguardia desde 1943 hasta el final de la guerra, por lo cual nunca participó en las grandes campañas triunfales del Ejército Rojo contra Alemania. A pesar de ser responsable (aunque acatando órdenes de Stalin) de algunas de las derrotas más catastróficas de la URSS durante la Gran Guerra Patria, continuó siendo uno de los militares favoritos de Stalin y no sufrió ninguna represalia. Tras la guerra se le permitió jubilarse como Héroe de la Unión Soviética, pasando al retiro en 1945. Celebrado por la propaganda soviética como héroe militar hábil e ingenioso de la Revolución bolchevique. Murió en Moscú en 1973 por una hemorragia cerebral. Está enterrado Necrópolis de la Muralla del Kremlin Budionni creó además una nueva raza de caballo que permanece aún en grandes manadas en Rusia, el Caballo Budionni, famoso por su alta efectividad en deportes y resistencia. La budiónovka, parte del uniforme militar soviético, fue nombrada en su honor.

[14] La batalla de Moscú es el nombre dado por los historiadores soviéticos a dos periodos de lucha estratégicamente significativos en un corredor de 600 km del Frente Oriental durante la Segunda Guerra Mundial. Estos episodios tuvieron lugar entre el 2 de octubre de 1941 y el 7 de enero de 1942. El esfuerzo defensivo soviético había frustrado la estrategia de Hitler de tomar la ciudad de Moscú, capital de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y su ciudad más grande, que era considerada el primer objetivo militar y político de las fuerzas del eje para la invasión de la Unión Soviética

[15] Gueorgui Konstantínovich Zhúkov fue un político, militar y mariscal de la Unión Soviética, considerado uno de los comandantes más destacados de la Segunda Guerra Mundial. Conocido por vencer a los japoneses en 1939 durante la Batalla de Jaljin Gol y durante la Segunda Guerra Mundial por sus triunfos contra los alemanes en las batallas de Moscú, Stalingrado, Leningrado, Kursk, en la Operación Bagratión y en la toma de Berlín

David Odalric de Caixal i Mata: Historiador Militar, experto en Geoestrategia Internacional y Terrorismo Yihadista. Director del Área de Seguridad y Defensa de INISEG (Instituto Internacional de Estudios en Seguridad Nacional) Universidad Pegaso (Italia). Director del Observatorio contra la Amenaza Terrorista y la Radicalización Yihadista (OCATRY). Asesor en Seguridad y Defensa en HERTA SECURITY. Miembro del Foro de Seguridad de Barcelona. Miembro del Comité de Expertos de la Sección de Derecho Militar y Seguridad del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid. Director de OSI INTELLIGENCE (Occidental Studies Institute-USA) Membership research projects in support of Veterans of the Armed Forces of the United Kindom. Membership in support of the AUSA (Association of the United States Army) Miembro de Honor de la Academia Europea de las Ciencias, Artes y Humanidades.