# Artículos

Fuerzas de Seguridad en Irlanda del Norte: La Real Policía del Ulster y el conflicto terrorista en 1969-2001 I Parte

LA REAL POLICIA DEL ULSTER (PRU)

El conflicto de Irlanda del Norte (también conocido en inglés eufemísticamente como The Troubles, Los Problemas) es el período de violencia que involucró a diversas organizaciones paramilitares la policía británica en el Ulster la (Real Policía del Ulster, Royal Ulster Constabulary, RUC) y el ejército británico que se desarrolló en Irlanda del Norte desde finales de los ’60 hasta finales de los ’90, tras la firma el 10 de abril de 1998 de los Acuerdos del Viernes Santo. Fuentes bibliográficas recientes se refieren al conflicto como The Long War (la guerra larga), esto visto desde la perspectiva de la estrategia Republicana. La violencia del conflicto sobrepasó en muchas ocasiones las fronteras de Irlanda del Norte, extendiéndose hacia la República de Irlanda y el Reino Unido. El conflicto podría ser clasificado como una guerra de guerrillas o incluso una guerra civil, si bien el conflicto nunca fue, legalmente, una guerra. De todas maneras, la gran cantidad de bajas sufridas por las fuerzas militares británicas (825 muertos y miles de heridos), los recursos empleados por el gobierno británico durante más de 25 años, la destrucción causada en muchas ciudades y pueblos de Irlanda del Norte e Inglaterra y el complejo arsenal usado por los grupos paramilitares hacen pensar que el conflicto fue una guerra de facto. Los grupos paramilitares de Irlanda del Norte son denominados, tanto en el Reino Unido, en Irlanda y en los medios de comunicación internacionales como organizaciones terroristas. La Real Policía del Ulster o Royal Ulster Constabulary, RUC, fue la policía que actuó en Irlanda del Norte entre 1922 y 2001. El Royal Ulster Constabulary era la agencia de policía del Reino Unido en Irlanda del Norte. La comunidad católica de Irlanda del Norte frecuentemente les acusaba de un comportamiento sectario y discriminador hacia los católicos, e incluso en ciertos casos, de colaboración con paramilitares unionistas. La mayor parte de los miembros del RUC provenían de un trasfondo protestante. También hay que constatar que, miembros del RUC fuera de servicio participaron en numerosas ocasiones en actos violentos contra el movimiento republicano irlandés. Fueron objetivos del IRA y el INLA durante el período conocido como The Troubles al ser percibidos por estos grupos armados como parte de la autoridad británica en la isla, así como discriminatorios contra los católicos.

El PRU Fue fundada el 1 de junio de 1922, con miembros de la Real Policía de Irlanda, cuerpo al que sustituyó, tras desaparecer éste a raíz del Tratado Anglo-Irlandés de1921, que dotó a Irlanda de su propia policía (la Garda Síochána). Garda Síochána na hÉireann (que podríamos traducirlo como “Guardianes de la Paz de Irlanda”, originalmente llamados la “Guardia Cívica”), se conoce comúnmente como la Garda Síochána o simplemente Garda oGardaí, es la institución de policía nacional de la República de Irlanda. Las fuerza está encabezada por la Comisión de la Garda la cual está designada por el gobierno irlandés. Su cuartel general se encuentra situado en el Parque Fénix en Dublín. EL PRU Jugó un papel activo durante el conflicto de Irlanda del Norte llegando a estar formada por 8500 miembros y cerca de 5.000 reservistas. Por su controvertida actuación durante este conflicto, fue disuelta en 2001, bajo los términos estipulados en el Acuerdo de Viernes Santo, y sustituida por el Servicio Policial de Irlanda del Norte Police Service of Northern Ireland, PSNI. Los agentes del PRU (Police Royal Ulster-Real Policía del Ulster) fueron la vanguardia de lo que fue la campaña contra el terrorismo del IRA en Irlanda del Norte. Desde finales de la década de los 70, la importancia del PRU fue creciendo ininterrumpidamente, hasta llegar a los años 90 donde tan sólo necesitaba escolta militar para realizar sus funciones en las zonas republicanas “más duras” , tales como Armagh del Sur y Belfast Occidental. Los oficiales más caracterizados del PRU, actuando en coordinación con los jefes del Ejército británico, determinaron en su momento la política general en lo relativo a la seguridad y naturalmente, eran responsables del control diario de las operaciones de seguridad en toda Irlanda del Norte.

Además de haber conseguido grandes avances en su lucha contra el terrorismo, el PRU tenía uno de los más altos porcentajes de detección del crimen ordinario de todas las fuerzas policiales del Reino Unido. Incluso en la situación de terrorismo en la que se encontraba, el porcentaje de criminalidad en Irlanda del Norte era sólo la tercera parte de la registrada en Nueva York o en otras ciudades norteamericanas. En 1969, la Real Policía del Ulster era una fuerza totalmente diferente. Las marchas pro derechos civiles y las subsiguientes manifestaciones habían llevado a los 3.000 efectivos del PRU al punto casi de ruptura total. Oficiales del Ejército británico se hicieron cargo de la situación sobre el terreno, y los policías del PRU tuvieron que protegerse de la población hostil en el interior de sus cuartelillos fortificados. Esta fuerza no contaba con armas modernas, tenía malas comunicaciones y pocos vehículos blindados. El Ejército tampoco tenía mucha confianza en ellos, y consecuentemente, tendría a dejarla de lado en el desarrollo de las operaciones contra el IRA. No es de extrañar que su moral se resintiera y el reclutamiento de sus nuevos miembros cayera en picado.

En 1974 las Fuerzas de Seguridad comenzaron un largo proceso de modernización del PRU, que culminó en 1976 con la puesta en marcha del programa “el camino adelante” . Bajo el mando de su nuevo jefe de policía Kenneth Newman, el PRU recibió la responsabilidad general en lo relacionado con la seguridad en Irlanda del Norte; el término técnico del acuerdo fue el de “Primacía Policial” . Se establecieron una serie de comités de alto nivel para coordinar las operaciones entre la policía y los militares, así como cuarteles generales conjuntos a nivel de división y subdivisión del PRU para garantizar una buena coordinación. En todos los niveles de mando, las operaciones del ejército, tales como registros en casas y controles de vehículos, solamente serían realizados en respuesta a un requerimiento de los oficiales del PRU. Newman se dispuso también a mejorar el PRU para asegurarse de que estaría a la altura de las grandes exigencias de su nuevo papel. Oficiales de todas las graduaciones recibieron un riguroso reentrenamiento; los sueldos y la remuneración por tiempo extra aumentaron significativamente, proporcionándoles un nuevo equipo entre los que se incluían Land Rovers blindados, los primeros de los cuales recibieron el nombre de “Hotspurs” (espuelas calientes), que fueron sustituidos desde entonces por versiones más avanzadas tales como el “Tangi” y el“Simba” . Los cuales llevaban un equipo de protección de vehículos. El “poste cortacables” colocado encima de la puerta del pasajero, el cual tenía por objeto evitar que los soldados o policías que iban a pie en el compartimiento posterior fueran decapitados por los cables colocados entre los postes de la luz, por los manifestantes. El PRU realizó muchos experimentos con los vehículos blindados que les suministro el ejército. A mediados de los 80, la policía y el ejército empezaron a utilizar una nueva versión del Land Rover específicamente diseñada que recibió el nombre de Vehículo de Patrulla Blindado. También recibieron los TDP“Sarraceno” en sus operaciones en Irlanda del Norte, los cuales fueron dotados de una malla metálica anticohete siguiendo las directrices de un programa llamado“Operación Kremlin”, para protegerles de los cohetes C/C RPG-7 utilizados por el ERPI. Al igual que uno de los vehículos antidisturbios en servicio más utilizados por el PRU durante la década de los 80 fue el “Cerdo Volante” , el cual disponía de pantallas giratorias que podían desplegarse para proteger a las tropas de los ladrillos, piedras y otros proyectiles lanzados por los manifestantes. También se adquirieron carabinas M1, de fabricación norteamericana, y los SLR del Ejército británico. Unidades especiales de la Real Policía del Ulster recibieron entrenamiento antidisturbios, lo que permitió a esta fuerza relevar al ejército en lo relativo al orden público. La primera de estas unidades recibió el nombre de Grupo de Patrulla Especial. En 1980 cada una de las divisiones había creado una Unidad Móvil de Apoyo Divisional, encargada de los disturbios callejeros, los cuales eran desplegados para mantener el orden en los funerales paramilitares, manifestaciones políticas y otras situaciones potencialmente volátiles. Estas unidades eran los grupos operativos de elite de la Real Policía del Ulster. Fueron dotados con el equipo necesario de antidisturbios; como la pistola Wembley-Schermuly antidisturbios, la cual era una de las variantes más usadas por las Fuerzas de Seguridad en los tumultos para disparar proyectiles de plástico. Recibieron el casco antidisturbios M1954, el chaleco antibalas M1952, utilizado también por las unidades aerotransportadas del Ejército en la década de los 70 en Irlanda del Norte.

La rama especial del PRU recibió un gran impulso, lo que le permitió tomar un papel destacado en lo relativo a la obtención de información sobre los grupos terroristas. Se creo una unidad de vigilancia especial para la obtención de información fotográfica y electrónica; esta unidad llamada E4A tuvo un papel importante en los acontecimientos que llevaron al llamado “Asunto Stalker” . Para un mejor servicio a las unidades secretas armadas, la Rama Especial estableció una Unidad de Apoyo Móvil del Cuartel General (HMSU, en adelante UAMCG) Con la ayuda del SAS sirvió por primera vez en Irlanda del Norte, fue en 1969, en que el Escuadrón D del 22º SAS actuó abiertamente en Country Down intentando interceptar a los pistoleros protestantes. Se cree que hasta 1976 algunos miembros, a nivel individual, prestaron servicio en puestos del Servicio de Información por toda la provincia, para intentar poner orden en todo el caos reinante en esas organizaciones durante aquellos años. Durante aquellas operaciones, las unidades del SAS establecieron una serie de puestos disimulados de observación para mantener a los sospechosos terroristas bajo constante vigilancia. En 1978 una unidad del SAS (Special Air Service) que prestaba servicio en Irlanda del Norte comenzó a actuar por toda la provincia. Al mismo tiempo que la capacidad de vigilancia de las Fuerzas de Seguridad mejoraba considerablemente, el SAS reducía su participación y comenzó a ser utilizado exclusivamente para la acción ejecutiva, siendo utilizado para eliminar a los comandos terroristas. A finales de la década de los 80, la presencia del SAS en Irlanda del Norte había quedado reducida a una sola escuadrilla, compuesta por miembros del regimiento especialmente seleccionados. Los equipos del SAS se habían visto implicados en un gran número de dramáticas emboscadas por parte de las unidades especiales del ERPI (Ejército Republicano Provisional Irlandés); entre 1976 y 1987, 40 miembros del ERPI murieron en estas emboscadas. En comparación, en el mismo período de tiempo las tropas uniformadas mataron solamente a 9 miembros del ERPI. En la emboscada más espectacular protagonizada por el SAS, 10 hombres del ERPI murieron cuando intentaban volar el cuartelillo de la Policía en Loughgall, en mayo de 1987. Y la última emboscada del SAS tuvo lugar en 1992; en ella 5 hombres del ERPI resultaron muertos y otros 2 resultaron capturados cuando estaban a punto de atacar un cuartelillo de la Real Policía del Ulster en Coalisland, con una ametralladora pesada de 12,7mm instalada en un camión. Hay que recordar que el ERPI se formó en 1970 tras una división en el Ejército Republicano Irlandés(IRA) que tuvo sus raíces en el ejército guerrillero que combatió contra los británicos tras el final de la Primera Guerra Mundial. En 1969, la facción marxista del EORI con base en Dublín se mostró indispuesta e incapaz de defender los barrios católicos de Belfast y Londonderry del acoso de las bandas protestantes. En respuesta a esta actividad, elementos del IRA del Norte de Irlanda decidieron tomar el asunto en sus manos y formaron el IRA provisional y adoptaron un programa socialista revolucionario radical para atraer a los sectores más deprimidos de la población católica de Irlanda del Norte. Su objetivo era obligar a los británicos a retirarse de Irlanda del Norte como preludio para derrocar lo que llamaban al régimen“colaborador” con la República de Irlanda. Hasta 1972, el ERPI estuvo vinculado íntimamente a los comités de defensa de la comunidad en las zonas de los guettos católicos. Se adquirían armas procedentes de diversas fuentes y se instruían a sus voluntarios con formación y una organización militar, con unidades llamadas“brigadas y batallones” .

En un intento de protegerse de las infiltraciones del PRU y del Ejército y de los Servicios de Información del MI5, el ERPI adoptó una estructura celular de tres a cinco hombres cada una siguiendo las líneas clásicas del terrorismo. Las llamadasUnidades del Servicio Activo (ASU, en adelante USA) se hicieron estrictamente independientes y sólo los jefes más importantes conocían todos los detalles de la organización. Las tácticas del ERPI se hicieron cada vez más complejas, y todas ellas estaban diseñadas para ofrecer a los miembros de la Unidad de Servicio Activo (USA) mayores probabilidades de escapar con seguridad. Los jefes o “padrinos” determinaban los objetivos del USA que, seguidamente, recogían sus armas o explosivos de los escondrijos secretos. Frecuentemente, se empleaban jóvenes aspirantes como observadores “Dickers” (ayudantes) para realizar un último reconocimiento del objetivo, por ejemplo siguiendo a las patrullas de las Fuerzas de Seguridad o tomando la placa de matrícula de las víctimas del asesinato previsto. El General de División Glover, del Estado Mayor, jefe del Servicio de Información de la Defensa Británica en Irlanda del Norte, creía que el ERPI contaba entre sus filas con más de 2.000 miembros activos y cientos de simpatizantes a ambos lados de la frontera, dispuestos a proporcionar “casas seguras” a los terroristas entre las operaciones. El presupuesto millonario del ERPI procedía de diversas fuentes, entre las que se incluían donaciones de simpatizantes en EEUU, robos de bancos y chatajes en Irlanda del Norte y en la República de Irlanda. El ERPI mantenía estrechos lazos con el Sinn Féin, su ala política, que operaba legalmente. Las figuras más notables del Sinn Féin proclamaban abiertamente su apoyo al ERPI y describían la estrategia del movimiento republicano como la de “una urna en una mano y el fusil en la otra” . Se cree que Gerry Adams, el antiguo miembro del Parlamento del Sinn Féin por Belfast Occidental fue uno de los fundadores del ERPI, aunque esta suposición no se ha planteado jamás ante un tribunal; otro alto dirigente del Sinn Féin, Danny Morrison, fue encarcelado en 1991 por su participación en el secuestro de un informador del PRU. Ya en 1978, el Servicio de Información británico estimaba que el ERPI tenía un stock de aproximadamente 4.000 pistolas, ametralladoras y fusiles. El arsenal del ERPI constaba de fusiles SLR, M1 capturados al ejército y a la Policía, con el apoyo norteamericano, empezaron a recibir ametralladoras M-60, fusiles M16 y lanzagranadas y fusiles SVD Dragounovs, para francotiradores con mira telecópica. Pero a partir de la década de los 70 los terroristas empezaron a ampliar su red de compra de armamento a Oriente Medio y pronto empezaron a aparecer en las calles de Irlanda del Norte armas procedentes del bloque oriental entre las que se encontraban los rifles de asalto AK-47, lanzacohetes RPG-7 y grandes cantidades de municiones y explosivo plástico Semtex, de fabricación checoslovaca. En 1987, fue interceptado un barco cargado con 250 toneladas de armas y municiones compradas a los libios, y destinadas al ERPI. Entre ellas había 100 toneladas de munición, 2.000 Ak-47, 700 granadas, tres toneladas de Semtex, 15 ametralladoras pesadas de 12,7mm y 10 ametralladoras del calibre 50, incluyendo 30 misiles antiaéreos SAM-7 guiados por calor. También adquirieron lanzacohetes Milán contracarro y lanzallamas.

Otro de los grupos terroristas contra los que tuvieron que combatir el Ejército y las Fuerzas de Seguridad en Irlanda fue El Ejército Irlandés de Liberación Nacional (Irish National Liberation Army, INLA), la cual era una organización paramilitar formada a finales de 1974, con el propósito de conseguir la liberación nacional de Irlanda (esto es, reunificar la isla, actualmente dividida entre la República de Irlanda y el Reino Unido) y su establecimiento en forma de república socialista democrática. Para conseguirlo utilizaron la lucha armada y la propaganda política, así como el apoyo y solidaridad al movimiento obrero irlandés. Su periodo de máxima actividad se produjo entre finales de los ’70 y principios de los ’80. Durante este período se enfrentaron al ejército británico, al Royal Ulster Constabulary y a los paramilitares unionistas. En 1981 varios de sus miembros perecieron en una huelga de hambre, junto a otros voluntarios del IRA provisional reclamando la reinstauración de su estatus de presos políticos. Entre los fallecidos se hallaba Patsy O’Hara. Todos ellos fueron enterrados recibiendo honores militares. Este era otro de los pequeños grupos armados republicanos que todavía existían en Irlanda del Norte, y actualmente se halla en un alto el fuego, habiendo declarado que “no vemos el retorno a la lucha armada como una opción viable hoy día”.La organización (formada en sus inicios por ex-militantes del IRA oficial) ha podido utilizar otras denominaciones (como Catholic Reaction Force o Peoples’ Republican Army) para evitar reivindicar acciones de miembros del INLA que la organización no quería reconocer, realizadas desobedeciendo sus órdenes. En sus inicios (bajo la denominación de Peoples’ Liberation Army) el propósito de la organización era proteger a los miembros de su brazo político, el Partido Republicano Socialista Irlandés (IRSP), de los ataques del IRA Oficial. A lo largo de su historia, el INLA ha asesinado a un total de 113 personas, 16 de ellas militantes republicanos y 10 de éstas, ex-militantes del propio INLA. En la segunda mitad de la década de los 80, los paramilitares lealistas, tales como la UVF y la UDA, importaron armas y explosivos de Sudáfrica. Con el nuevo arsenal, se produjo una escalada en el asesinato de católicos, aunque algunas de sus armas (como los RPG) nunca fueran usadas. Muchos de estos nuevos asesinatos se justificaron como respuesta al nuevo Acuerdo Anglo-Irlandés de 1985, que dio al gobierno irlandés un “papel consultivo” en relación a los asuntos internos de Irlanda del Norte. Esos grupos fueron el UVF (Fuerza Voluntaria del Ulster) y el UDA (Asociación en Defensa del UlsterFuerza Voluntaria del Ulster. La Fuerza Voluntaria del Ulster (en inglés Ulster Volunteer Force – UVF es un grupo paramilitar leal a la Corona Británica en Irlanda del Norte calificado como grupo terrorista tanto en el Reino Unido como en Irlanda, esta formación nace en el año 1966 toma el nombre de la UVF formada por el año 1912 en este caso no tiene ninguna conexión con la formada en ese año. La primera UVF fue formada en el año 1912 por Edward Carson y James Craig, ambos militantes unionistas para las elecciones a la Cámara de los Comunes. Sus militantes eran aproximadamente 100.000, los cuales eran ayudados por el Partido Conservador además los miembros UVF se alistan como voluntarios durante la Primera Guerra Mundial, sobre todo con la 36ª División Británica del Ulster. Esta división sufrió enormes pérdidas en julio de 1916 durante la Batalla del Somme. Irlanda del Norte fue establecida por el Gobierno en el año 1920, y muchos norirlandeses interpretaron este acontecimiento como recompensa por su servicio leal durante la guerra.

El UVF actual se formó para luchar contra el IRA en el año 1960 se concentraron mayormente al este de Antrim, en el condado Armagh y en el distrito de Shankill en Belfast. El asesinato en Belfast de un barman (debido a su religión) en junio de 1966 condujo al primer líder del grupo, Augustus Spence, a ser arrestado y condenado a 20 años. El UVF era también responsable de una serie de ataques contra instalaciones de servicios básicos en1969, con la expectativa de que el IRA sería culpado y los Unionistas se opondrían más fuertemente a las reformas tentativas del gobierno de Terence O’Neill. Estos ataques fueron realizados conjuntamente con los Voluntarios Protestantes del Ulster, otra organización paramilitar, que había sido establecida por el Reverendo Ian Paisley. Muchos hombres eran miembros de ambos grupos. Una bomba en un bar de Belfast que mató a quince personas en diciembre de 1971 fue atribuida al UVF. Proscribieron al grupo en julio de 1966, pero esto fue levantado en abril de 1974 en un esfuerzo de traer el UVF al proceso democrático. El UVF despreció los esfuerzos del gobierno en ese sentido. La organización fue prohibida otra vez el día 13 de octubre y dos días más tarde miembros de UVF fueron arrestados en una serie de incursiones. Fueron condenados a un promedio de 25 años de cárcel por cada uno. En los años 1980 el UVF fue reducido grandemente por la ayuda de una serie de informadores, comenzando en 1983 con la información de Joseph Bennett que condujo a la detención de catorce figuras mayores del UVF. En1984, procuraron matar al redactor del diario Sunday World, Jim Campbell. El UVF acepto un alto el fuego en octubre de 1994 Mientras más militantes del UVF se enrolan en la Fuerza Lealista del Ulster (LVF) La Fuerza Lealista del Ulster (en Inglés Loyalist Volunteer Force – LVF) es un grupo paramilitar leal al Reino Unido en Irlanda del Norte que surgió como división de otro grupo paramilitar, la Fuerza Voluntaria del Ulster (UVF). Está proscrita como organización terrorista en el Reino Unido y en Irlanda .Fue creada por Billy Wright, al que se cree responsable del asesinato de treinta católicos (la mayoría civiles sin conexiones paramilitares). Siendo líder de una brigada de la Fuerza Voluntaria del Ulster en Belfast, es allí donde empiezan las rencillas internas entre Billy Wright y la dirección de la UVF en Belfast. En julio de1996, encontraron al cuerpo de un taxista católico, recientemente licenciado en la universidad, abandonado a algunas millas de Lurgan. Aunque ningún grupo reivindicó el asesinato, las sospechas cayeron inmediatamente en los hombres de Wright. Por ello, la unidad de Wright fue retirada por la dirección de la UVF, pues había pactado un alto el fuego, que la organización había estado observando, mientras sus representantes negociaban el Acuerdo de Viernes Santo. Entonces, Wright tomó a la mayoría de los miembros de la unidad y fundó la LVF. Wright, que había sido previamente predicador, se cree que ejerce una gran fuerza moral sobre los miembros de la LVF, por ejemplo, prohibiendo la pornografía en el ala de la LVF en la prisión de Kesh. Se cree que la LVF está detrás de muchas atrocidades en el área de Lurgan/Portadown, incluyendo muchos ataques contra civiles. Wright finalmente fue acusado de comportamiento amenazador y condenado a ocho años en la prisión de Maze. Allí, exigió un ala separada para los presos de la LVF. Las autoridades convinieron y el ala se convirtió en un punto de encuentro para las diversas facciones disidentes de paramilitares leales al Reino Unido, incluyendo a muchos de Belfast y del norte del condado de Down. Wright fue asesinado el 27 de diciembre de 1997 en un bien planeado ataque de los miembros del INLA encarcelados en un ala adyacente de la prisión. Mientras Wright estaba sentado en una furgoneta esperando una visita, una unidad del tres hombres escaló varias azoteas en la prisión antes de atravesar corriendo un patio y, a la vista de los hombres de Wright, le dispararon. El INLA reivindicó esta “ejecución” como represalia por el sectarismo de Wright: ninguno de los dos hombres que estaban con Wright en la furgoneta de la prisión, uno de los cuales estaba condenado por la muerte de un adolescente católico, resultó herido.

El gobierno británico ha prometido recientemente una investigación por las dudas relativas a cómo los hombres tenían conocimiento de los movimientos de Wright y de la forma de accceso al ala lealista. En marzo de 1998, durante las negociaciones para el Acuerdo de Viernes Santo, el LVF publicó una declaración que expresaba su apoyo a la postura contraria al acuerdo del Partido Democrático Unionista del Ulster. En mayo de 1998 pidió un alto el fuego e impulsó a la gente a votar No en el referéndum. Más adelante, entregó una pequeña cantidad de armas a la Comisión Internacional Independiente de Desarme. Las armas fueron destruidas y registradas en vídeo. El sucesor de Wright como líder de la LVF, Mark Fulton, fue encontrado colgado en la prisión de Maghaberry en 2002. La LVF es el único grupo paramilitar en Irlanda que ha matado a un periodista, Martin O’Hagan, que exponía la implicación del grupo en el comercio de heroína. A pesar de su ideología, la organización en Belfast tiene fuertes lazos con los gángsteres y los traficantes. El Secretario de Estado Británico para Irlanda del Norte, Paul Murphy, anunció una investigación pública por el asesinato de Billy Wright en noviembre de 2004, después de un informe del juez canadiense jubilado, Peter Cory. Los gobiernos británico e irlandés lo designaron para investigar las muertes que pudieran implicar complicidad entre las fuerzas de seguridad y los paramilitares en ambos lados de la frontera irlandesa. El juez Cory recomendó investigaciones independientes en las muertes de Rosemary Nelson, Roberto Hamill y Billy Wright en Irlanda del Norte. El juez Cory también recomendó una investigación en la República de Irlanda en los asesinatos del superintendente Bob Buchanan y el superintendente-jefe Harry Breen en 1989. Después de una pelea particularmente sangrienta con la Fuerza Voluntaria del Ulster en el verano de 2005, el LVF anunció en octubre de 2005 que se retiraba siguiendo la retirada y el desarme anteriores del IRA. En febrero de 2006, la Comisión de supervisión independiente confirmó que el enfrentamiento con la Fuerza Voluntaria del Ulster había terminado, pero que la implicación del LVF con el crimen organizado y el tráfico de droga continuaban, describiéndolos como“organización profundamente criminal”.

El UVF ha estado luchando con el LVF desde entonces y a mediados del año 2000 ha luchado contra la Asociación en Defensa del Ulster (UDA). El choque con el UDA terminó en diciembre con siete muertos. El paladín anti-UVF el protestante, Raymond McCord (los cuales miembros del a UVF asesinan a su hijo en el año 1997 ) estima que el UVF ha matado a más de 30 personas desde su alto el fuego en 1994, la mayoría de ellas protestantes. La pelea entre el UVF y el LVF entró en erupción otra vez en el verano de 2005, y está en curso. La fuerza del UVF es incierta. En los años 1970 posiblemente tenían sobre 1.000 miembros pero su fuerza actual es alrededor 150 activistas – esos miembros preparados para realizar sus ataques. El armamento de UVF se limita a armas pequeñas, los Defensores de la Mano Roja, los cuales simpatizan con la UVF a veces se piensa simplemente que es su nombre de cubierta. Los Defensores de la Mano Roja (en inglés Red Hand Defenders – RHD) son un grupo terrorista formado en 1998 en Irlanda del Norte integrado en gran parte por los protestantes de grupos leales al Reino Unido que se oponen al proceso de paz llevado a acabo en el Ulster se compone por elementos desertores de la Asociación en Defensa del Ulster y de la Fuerza Lealista del Ulster. En enero de 2002, el grupo anunció a todo el personal en las escuelas católicas en Belfast y los trabajadores postales católicos que eran blancos legítimos. A pesar que en febrero de 2002 la Asociación en Defensa del Ulster (UDA) y la Fuerza Lealista del Ulster (LVF) anunciaron su distanciamiento de este grupo. A principios de 2003, el RHD demandó la responsabilidad de la matanza de dos miembros del UDA como resultado de qué se describe como guerra fratricida entre miembros leales a la Corona Británica. También se atribuyó la responsabilidad de una bomba que fue dejada en las oficinas de Sinn Féin en Belfast, aunque el dispositivo fue desactivado y nadie fue herido. En años recientes, el grupo ha realizado ataques contra blancos civiles tales como hogares, iglesias, y negocios privados. En enero de 2002, el grupo incendio el hogar de un funcionario de la prisión en Belfast. El RHD se responzabilizo el 7 de septiembre 1998 del atentado que mató a Frankie Reilly, oficial Policía Real del Ulster (RUC). El grupo se atribuyó la responsabilidad de la matanza de Brian Service (35), civil católico, el 2 de noviembre de 1998. El RHD también demandó la responsabilidad del asesinato de Rosemary Nelson, abogado católico de los derechos humanos, en Lurgan el 15 de marzo de 1999.

Al UVF se le han atribuido más matanzas que cualquier otra organización Paramilitar leal a la Corona Británica. Según la Universidad de Sutton en el Ulster, el UVF es responsable de 426 asesinatos durante su historia, de las cuales 358 de sus víctimas eran civiles, 41 eran paramilitares leales (29 miembros incluyendo del UVF sí mismo), 6 eran del Ejército Británico o de la Real Policía del Ulster y apenas 21 eran paramilitares republicanos. El Partido Progresista y Unionista es el grupo político que refleja lo más de cerca posible las vistas del UVF. Tienen un miembro en la asamblea de Irlanda del Norte. Los Jóvenes Voluntarios y Ciudadanos (YCV) son la sección juvenil del UVF. Era inicialmente un grupo de la juventud relacionado con los exploradores pero se convirtió en el ala de la juventud del UVF durante la crisis de 1914. y finalmente la “Asociación en Defensa del Ulster” (en inglésUlster Defence Association – UDA) es una organización paramilitar leal al Reino Unido en Irlanda del Norte, proscrita como grupo terrorista en el Reino Unido y en la República de Irlanda, es percibida por sus partidarios como defender a la comunidad del terrorismo republicano irlandés. Se forma en 1971 como organización para los varios grupos leales a la Corona británica. Tenía el lema “ley antes de que violencia” y era originalmente una organización legal hasta que fue prohibida en agosto de 1991. Durante este período de legalidad, los combatientes efectuaron una gran cantidad de asesinatos, incluyendo el del político Paddy Wilson del Partido Socialdemócrata y Laborista de Irlanda hecho acaecido en 1973. En los años 70 el grupo favoreció la independencia de Irlanda del Norte, pero se han retirado de esta posición en años recientes. La Asociación en Defensa del Ulster estuvo implicada en la huelga del consejo de los trabajadores de Ulster en 1974. La huelga fue conducida por el miembro de la Asociación Glenn Berr. Son responsables de aproximadamente de 122 asesinatos. 78 de sus víctimas eran civiles (predominante católicos), 29 eran otros paramilitares leales (22 incluyendo de sus propios miembros), 3 eran miembros de las fuerzas de la seguridad y apenas dos eran paramilitares republicanos. Muchos creen que un número de estos ataques fueron realizados con la ayuda o la complicidad del Ejército británico y de la Policía Real del Ulster. Esta creencia más adelante es sostenida por una investigación aunque todavía no se ha determinado el número exacto de la gente asesinada como resultado de esta complicidad. El modo de operar preferido del modo de la Asociación son los asesinatos individuales – a menudo al azar – de blancos civiles en áreas nacionalistas. La Asociación está implicado en chantajear y en el comercio de las drogas en Irlanda del Norte, y en un grado inferior en Escocia occidental. El grupo también había desarrollado acoplamientos fuertes con los grupos Neonazi en Gran Bretaña tal como Combate 18, aunque en el 2005 la Asociación anunció que separaba todos los lazos con organizaciones Neonazis. En el 2002 elDepartamento de Estado de Estados Unidos en su informe anual “los patrones informe del terrorismo global” verifican estas acusaciones, indicando: “La Asociación en Defensa Del Ulster ha desarrollado en una organización criminal implicada en tráficos de droga y otras actividades criminales que le reporto muchos beneficios.” Han estado implicados en varias peleas con la Fuerza Voluntaria del Ulster, que condujo a muchos asesinatos entre fuerzas paramilitares leales a la Corona Británica El 22 de febrero de 2003 laAsociación en Defensa del Ulster realiza un completo cese al fuego que seria revisado cada tres meses en la cual se opone rotundamente otro grupo paramilitar leal a la Corona los Defensores de la Mano Roja.

Pero la primera gran prueba política (Primacía Policial) tuvo lugar en 1980, cuando el ERPI montó su campaña de huelga de hambre en el bloque H para intentar conseguir el status de “Prisioneros de Guerra” para los miembros de su organización que cumplían sentencias en la prisión de Maze al sur de Belfast. Se produjeron grandes altercados en Belfast Occidental, que fueron manejados con gran profesionalidad por el PRU. Una provocación aún más grave tendría lugar en julio de 1985 cuando, durante la preparación para la firma del acuerdo anglo-irlandés, el PRU se enfrentó con éxito a los miembros de los grupos radicales de los protestantes “Naranjas” que intentaban organizar manifestaciones provocativas por los barrios católicos. Cuando se firmó el acuerdo, en noviembre de 1985, el PRU, al mando del entonces jefe de policía Jack Hermon, se mantuvo firme frente a los ataques de los extremistas legitimistas; incluso las casas donde vivían los policías fueron atacadas pero, a pesar de todo, la Real Policía del Ulster no rompió filas. Las protestas en contra del acuerdo continuarían al año siguiente obligando al PRU a disparar proyectiles de goma contra los manifestantes protestantes. El respeto del público en todos los sectores de la comunidad hacia el PRU aumentó considerablemente por su controlada respuesta a esas provocaciones. Otra de las crisis que afectó seriamente al PRU en este período fue debido a la polémica en torno a la investigación relacionada con la muerte de seis católicos a manos de la unidad secreta de la UAMCG (Unidad de Apoyo Móvil al Cuartel General). Ante las acusaciones de que el PRU seguía una política de “disparar a matar” , el adjunto del jefe de policía de Manchester, John Stalker, fue llamado a investigar estas muertes. Su suspensión, producida en circunstancias misteriosas, junto a la decisión del Gobierno de no procesar a los oficiales implicados por razones de “seguridad nacional” , incluso después de haberse descubierto irregularidades en su contra durante el juicio, dieron como resultado que ese asunto jamás se resolvería adecuadamente. Hoy en día la Real Policía del Ulster, tiene una alta experiencia en la investigación de crímenes terrorista. Todos los tiroteos y bombardeos son metódicamente investigados. Oficiales especialistas en escenarios del crimen, oficiales de fotografía y forenses recogen las pruebas acusatorias o condenatorias. Como es natural, se ha conseguido un alto grado de pericia en todo lo relacionado con los efectos de las armas de fuego y explosivos, si bien el Cuerpo de Armamento del Ejército Real proporciona su ayuda en esta última área. En las investigaciones a nivel de toda la provincia, se cuenta con el Grupo de Delitos Graves de la Policía. Se ha creado también un Grupo contra el Crimen Organizado para detener el flujo de dinero hacia los grupos terroristas procedente de la evasión de impuestos, fraudes, videos piratas, establecimientos de bebidas y chantajes. Las investigaciones relativas al fraude en la industria de la construcción han dado como resultado la incoacción de fructíferos procesos por delitos en las que hay implicadas millones de libras; también se investiga el juego y el contrabando de armas en la frontera. En una actuación en respuesta a la información proporcionada por el Grupo contra el Crimen Organizado del PRU, 1.000 soldados y policías montaron una operación de registro a gran escala en Armagh y Country Down en mayo de 1990 realizando una incursión sorpresa en la que 30 helicópteros pertenecientes al ejército y a la aviación transportaron al personal de las Fuerzas de Seguridad a 29 localidades, incautándose una importante cantidad de documentos, armas y municiones.

La Real Policía del Ulster llegó a convertirse en una experta en lo que se denomina “seguridad por diseño” , o fortificación de sus cuarteles. En 1990 ocho de ellos resultaron dañados por ataques directos terroristas, principalmente con morteros, aunque también los coches bomba de gran tamaño son uno de los métodos de ataque favoritos del ERPI, en los que se han utilizado bombas de más de 2.000 libras de explosivos, ocasionando cuantiosos daños y numerosas muertes entre el personal civil. La vigilancia y obtención de información sobre los grupos terroristas es responsabilidad de la Rama Especial del PRU. Los detalles de sus actividades son alto secreto, pero se sabe que entre ellos se encuentra la infiltración de agentes e informadores en las filas de los grupos terroristas; mantiene una estrecha colaboración con la unidad MI5 y el Servicio de Información del Ejército, que realizaban actividades similares. Los cuales establecieron un sistema práctico para la obtención y diseminación de la información obtenida acerca de los grupos terroristas. La coordinación diaria con el ejército se realiza en un estado mayor conjunto militar/ policial, normalmente a nivel de batallón/ división de policía y compañía/ subdivisión. Los límites de las áreas de responsabilidad policial y militar son también similares para facilitar los problemas de control. Se han establecido comités de acción a todos los niveles de mando militar/ policial para determinar los objetivos de los diferentes políticos, para seleccionar las tareas a asignar a las unidades policiales y militares, y para evaluar las el progreso de las operaciones en marcha. Estos llegan desde el Comité Ejecutivo Provincial, presidido por el jefe de policía adjunto del PRU, y que incluye al jefe de las Fuerzas Terrestres del Ejército, hasta los Comités de Acción Regional, a nivel de Brigada, los Comités de Acción Divisional, a nivel de batallón, y los Comités de Acción Subdivisional, a nivel de compañía. Siempre que es posible, miembros del PRU acompañaban a las patrullas del Ejército a fin de poder cumplir los requisitos de la “Primacía Policial” . El último objetivo de la Real Policía del Ulster era poder controlar toda Irlanda del Norte sin la ayuda militar. Durante grandes alteraciones de orden público tales como manifestaciones paramilitares o funerales, el ejército se mantenía ya en la década de los 90 en un segundo plano y dejó el contacto directo con los manifestantes al PRU. Normalmente las patrullas del ejército quedaban en reserva para el caso de que fueran necesarias. La vigilancia aérea la proporcionaban los helicópteros del Cuerpo del Aire del Ejército dotados con equipos Heli-Teli, para transmitir imágenes de video al punto de control del incidente. Dado que los miembros del PRU y los reservistas viven en esa comunidad han sido con frecuencia el blanco de los grupos terroristas. Muchos oficiales y funcionarios del PRU fueron asesinados en sus casas o se les colocaron bombas lapa en sus coches. A finales de 1991, aproximadamente cerca de 300 policías habían muerto y unos 7.000 habían resultado heridos. No es de extrañar por tanto que el personal del PRU se encontrara sometido a un gran estrés y hay muy pocos oficiales que no hubieran presenciado la muerte o mutilación de un amigo íntimo en el desarrollo de sus misiones. Este problema quedo resaltado en febrero de 1992, cuando un oficial de la Real Policía del Ulster, angustiado por la muerte de un compañero, efectuó un ataque en solitario contra el cuartel general del Sinn Féin en Belfast Occidental, matando a tres personas, antes de pegarse un tiro. Al mismo tiempo que el PRU dedicaba una gran cantidad de tiempo y recursos a combatir al terrorismo, tenían por tanto, que realizar igualmente, todas las demás actividades correspondientes a una fuerza de policía, tales como asistir a accidentes de tráfico en carretera, investigar hurtos y otros pequeños delitos, desarrollar cursos de prevención contra el crimen y poner multas de aparcamiento. Lo cual dice mucho de la alta profesionalidad de la Real Policía del Ulster, el hecho de que continuó desarrollando esos deberes de la misma manera que cualquier otra policía en cualquier otro lugar del mundo, hasta que en el año 2001, el PRU fue disuelto y en su lugar fue sustituida por el PSNI Servicio Policial de Irlanda del Norte Police Service of Northern Ireland, poniendo fin a sus casi 80 años de servicio.