# Artículos

De la derrota francesa en Indochina a la intervención política y militar en la Guerra de Vietnam: La Política Exterior Norteamericana en el Sudeste Asiático I Parte

La Batalla de Dien Bien Phu, ha sido considerada como la batalla más decisiva e importante del siglo XX. Francia se convirtió en la segunda potencia colonial europea en el siglo XX, en ser derrotada por fuerzas de liberación nacional mediante una táctica convencional. La primera fue España, en 1921, al ser derrotada en Anual por las fuerzas de Abdel Krim, donde las tropas españolas sufrieron una humillante derrota, dejando en el campo de batalla cerca de 20.000 muertos. Desde 1945, los países de Indochina (Vietnam, Laos y Camboya) han disfrutado de pocos momentos de paz en su historia. Lo que comenzó como una lucha nacionalista/ comunista revolucionaria contra el gobierno colonial francés en los años 40, se acabó convirtiendo en una guerra civil entre Vietnam del Norte y Vietnam del Sur, después de la derrota francesa en 1954. Esto fue exacerbado por la intervención de potencias externas, bien directamente como el caso de EEUU o indirectamente como fue el caso de China y la URSS, lo cual, acabaría por reflejar la confrontación aún mayor de la Guerra Fría. Para los franceses, la necesidad de mantener el control de Indochina se basaba en una mezcla de prestigio y ganancias económicas y para los americanos, era la tarea de detener lo que consideraban una extensión global del comunismo. Bajo el dominio francés y el norteamericano, se manifestó en un deseo de impedir el control comunista de una zona que enlazaba a China y el subcontinente Indio o Pacífico Occidental; para las superpotencias comunistas era y sigue siendo una cuestión de quien controla el sudeste asiático. Si los soviéticos aumentaban su influencia, China quedaba arrinconada y si era China quien dominaba la escena, el acceso soviético al Océano Indico quedaba cerrado. Entre 1945 y 1954, hubo muy poco apoyo público a la guerra en Francia, lo que provocó crisis políticas e incluso intentos de golpes militares, mientras una amenaza similar surgía en Argelia (1954-1962). La falta de apoyo popular a la Guerra de Indochina hacia que las fuerzas francesas tuvieran serios problemas de abastecimientos y reclutamiento, ya que no podían enviar soldados conscriptos a Indochina, solo tropas profesionales. Pero ante todo, el principal problema recaía en la logística y los suministros y la falta de recursos.

Lo cual imposibilitaba el envío de recursos desde Francia a Indochina y desde Indochina a sus guarniciones. Al considerar el aspecto militar de las guerras de Indochina, emergen varios puntos generales que ayudan a explicar las derrotas occidentales. Hay pocas dudas de que los ejércitos occidentales o las fuerzas armadas al estilo occidental desplegadas en Vietnam eran poco adecuados para la naturaleza de la amenaza. Los métodos de guerra de los comunistas (que se basaban en una mezcla de subversión política, acciones de guerrillas y batallas campales) fueron pobremente comprendidos, o en el caso de los americanos, cuyas Fuerzas Especiales habían llevado a cabo estudios detallados de las guerras revolucionarias contrarrevolucionarias, deliberadamente malintencionadas. La consecuencia de ello, fue el despliegue de fuerzas convencionales usando técnicas militares estándar contra ejércitos comunistas inicialmente no convencionales, que utilizaban tácticas de guerra de guerrillas y contrainsurgencia. Como resultado, muchas batallas se libraron en la frontera; aunque la mayoría fue un éxito para los aliados, ya que cada vez que los soldados vietnamitas del norte se enfrentaban a la maquinaria militar americana a campo abierto, el resultado siempre era la aniquilación de los soldados comunistas. Aunque en términos militares no lograron impedir el resultado final de la guerra. Además los norteamericanos desplegaron grandes innovaciones técnicas, introduciendo métodos de guerra que afectarían a conceptos futuros. La idea de la movilidad aérea y los procesos de vigilancia electrónica usados en Vietnam se han convertido en parte de la Air Land Batlle, la doctrina aérea diseñada para colocar a los americanos y a sus aliados en el siglo XXI. Utilizando como pretexto la defensa de los católicos indochinos contra la represión de Minh-mang los franceses tomaron Saigón y sus alrededores en 1859, Camboya en 1863, la Conchinchina en 1867, Annam y Tong-Kin en 1883 y finalmente Laos. La Indochina Francesa se formó en octubre 1887 con Annam, Tong-Kin y Conchinchina, y la República de Khmer; Laos se agregó en 1893. La federación duró hasta 1954. La capital de Indochina era Hanoi A mediados de los años 20, se formó un Partido Nacionalista Vietnamita. Aunque el partido fue destruido después de un levantamiento abortado en Yen Bay en 1929, ayudó a establecer una pauta de resistencia, centrada en la zona norte de Vietnam. Esta pauta fue heredada y explotada por el Partido Comunista Indo-Chino, fundado por el revolucionario annamita Nguyen ai Qoc (“Nguyen el Patriota”) en 1930. Este hombre, que el mundo conocería como Ho Chi Minh, supervisó el establecimiento de células políticas clandestinas, principalmente en Tonkín y Annam. La situación cambió drásticamente en 1940, cuando Francia cayó ante los alemanes. Aunque la administración de Indochina permaneció en manos francesas, lo hizo bajo el régimen colaboracionista de Vichy. Esto permitió a los japoneses (aliados de Alemania en el Lejano Oriente) a presionar a Hanoi para que cerrara la ruta de suministros a través de Tonkín hasta China, con lo que Japón estaba en guerra desde 1937. La clara debilidad francesa impulsó a los nacionalistas vietnamitas, y en marzo de 1941 Ho Chi Minh les unió a todos bajo el control comunista, creando la Viet Nam Doc Lap Dong Minh Hoy, “Liga para la Independencia de Vietnam”, o, más abreviado, el Viet Minh. Las actividades de la resistencia aumentaron, atrayendo el apoyo de fuerzas aliadas del Lejano Oriente. En 1944, el Viet Minh proporcionaba a los agentes de la OSS información sobre los pilotos y aviadores derribados, además de la protección que podían brindarles hasta China. Por su parte los agentes de la OSS (La Oficina de Servicios Estratégicos) precursora de la CIA, los cuales entrenaban a los soldados y futuros oficiales del Ejército Popular de Vietnam, entrenando a los guerrilleros en la utilización de armas de fuego, explosivos, lanzallamas y en muchas ocasiones soldados y oficiales del OSS participaban en combates guerrilleros apoyando a las fuerzas de Ho contra los japoneses. Aquellos mismos vietnamitas, ahora aliados de los EEUU, derrotarían a los franceses en Dien Bien Phu y a los norteamericanos en 1975 con la caída de Saigón. Cuando los japoneses se hicieron con el control de Indochina en marzo de 1945, derrotando a las fuerzas francesas que ahora debían obediencia al nuevo gobierno del General De Gaulle en París, el Viet Minh estaba en un sitio ideal para llenar el vacío de poder en el país. Su oportunidad se produjo cuando los japoneses se rindieron a los aliados. El 2 de septiembre de 1945, Ho entró en Hanoi y, con el apoyo de EEUU, declaró la fundación de la República Democrática de Vietnam. A la administración norteamericana no le interesaba la hegemonía de potencias coloniales europeas en el Sudeste Asiático, por ello apoyó a Ho Chi Minh, el mismo con el que combatirían durante 10 años, una vez los franceses fueran derrotados en Dien Bien Phu. Pero su éxito fue breve. Ya en julio, en la Conferencia de Potsdam, las fuerzas aliadas decidían que, si se producía una súbita rendición japonesa, Indochina sería liberada por las tropas nacionalistas chinas del Kuomintang, liderado por Chiang-Kai-Shek. Las fuerzas nacionalistas chinas serían apoyadas por el sur por el ejército británico, reuniéndose en la línea del Paralelo 16. A principios de 1946, unidades francesas llegaron de Europa, la mayoría de las ciudades al sur del paralelo 16 había sido liberada por las fuerzas aliadas (franceses, británicos, japoneses y chinos nacionalistas) de toda oposición comunista y se había entrado tanto en Laos como en Camboya.

Inicio de las Hostilidades en Indochina:

En febrero de 1946, Ho solicitó ayuda a los franceses, accediendo a tener independencia restringida para Vietnam dentro de una Federación Indochina controlada por los franceses, a cambio de apoyo para obligar a que se retiraran los nacionalistas chinos y los japoneses. Un mes más tarde, cuando se retiraron los chinos y los franceses entraron en Hanoi, se enfrentaron inevitablemente al Viet Minh. El 20 de noviembre, una escaramuza menor entre oficiales de aduanas franceses y soldados del Viet Minh en Haiphong hizo que los franceses dieran un ultimátum para que el pueblo fuera entregado. Ocho días más tarde tropas francesas tomaban Haiphong por la fuerza y, mientras el General Giap retiraba a sus fuerzas a bases seguras en el campo, los franceses derrocaban el gobierno de Ho en Hanoi los días 19 y 20 de diciembre de 1946. Había empezado la “Primera Guerra de Indochina”, que se alargaría durante 8 años, hasta 1954. Las fuerzas francesas que combatieron en Indochina estaban agregadas al CEFEOC (The French Far East Expedicionary Corps-Cuerpo Expedicionario Francés del Lejano Oriente). Entre 1946 y 1954 sirvieron en Indochina un total de 500.000 soldados y entre 1951 y 1954, son desplazados 250.000 soldados, fue el periodo en que más tropas hay destinadas en Indochina:

70.000 soldados franceses

40.000 soldados de la Legión Extranjera

20.000 soldados del África Central

40.000 soldados del África del Norte

75.000 vietnamitas coloniales

5.000 de la fuerza naval

10.000 de las fuerzas aéreas.

Las fuerzas del CEFEOC están mandadas por el General Jaques Philippe Leclerc: desde 1945 a 1946, enviado como Inspector General Militar de las fuerzas francesas en el Norte de África, donde morirá en un accidente aéreo en 1947. Las fuerzas francesas en Indochina serán ahora mandadas por el general De Lattre de Taigny, desde 1946 a 1951, luego será sustituido por el general Raul Salan hasta 1953 y este, finalmente será sustituido por el general Henri Navarre hasta 1956. Tras la caída de Dien Bien Phu, los franceses empezaron a replegarse hacia el sur de Indochina. A lo largo de 1955, las unidades francesas son repatriadas a Francia y otras a Argelia, para combatir en la revuelta que afecta ahora a la colonia francesa en el Norte de África. Finalmente en 1956, las dos últimas unidades en abandonar Indochina, tras más de 100 años de dominio colonial, serán el 7º Batallón de Paracaidistas Coloniales y el 2º Batallón Extranjero de Paracaidistas. Con la retirada final de los franceses, se ponía punto y final a la permanencia gala en el Sudeste Asiático y la hegemonía de una potencia colonial europea en Indochina, tras una encarnizada guerra de 8 años. En abril de 1949, las fuerzas comunistas estaban compuestas por unos 300.000 guerrilleros. El general Giap decidió atacar primero los puestos aislados, concentrando una fuerza superior contra cada uno de ellos y forzando gradualmente a los franceses a la defensiva. En la llamada “Guerra de los Puestos”, las pérdidas francesas fueron importantes; pero el verdadero golpe se produjo en 1950, cuando Giap dirigió su atención a las guarniciones más importantes cercanas a la frontera China. Para entonces los franceses se enfrentaban a un dilema estratégico, pues la victoria de los comunistas de Mao Tse-Tung en China había abierto la frontera al Viet Minh, proporcionándoles un refugio seguro y suministros ilimitados en armas, municiones, alimentos etc… Si los franceses intentaban bloquear la frontera, dejarían a Vietnam sin protección contra la subversión comunista; y si se congregaban a lo largo de todo el territorio de Vietnam se enfrentaban a una imparable acumulación de tropas del Viet Minh. Convencido de que los franceses estaban cerca de la derrota. Giap actuó con rapidez para atacar Hanoi, transformando sus unidades guerrilleras en un ejército regular dispuesto para la batalla. Pero los franceses, al mando del General Jean Lattre de Tasigny, fueron igualmente rápidos en recuperarse, ocupando una serie de posiciones de defensa alrededor de Hanoi (conocidas por “La Línea De Lattre”). Con el apoyo de la artillería, de la aviación y una reserva aerotransportada, los franceses pudieron reconquistar el terreno perdido. Cuando el 13 de enero de 1951 las divisiones 308 y 312 de Giap dejaron las montañas, trataron de tomar Vinh Noi, a 70 km al noroeste de Hanoi, entraron en una trampa, con lo cual las fuerzas del Viet Minh tienen que retirarse siendo derrotados por los franceses. A finales de marzo Giap, lo volvió a intentar, enviando tres divisiones, cada una de ellas con 11.000 hombres, contra la posición de Mao Khe, a 30km al norte de Haiphong. En la lucha cuerpo a cuerpo, con el apoyo de los cazabombarderos franceses abatiéndose lanzando toneladas de Napalm y cohetes contra las fuerzas del Viet Minh, las cuales tuvieron que retirarse con más de 4.000 bajas en cinco días.

De Lattre paso entonces a la ofensiva. El 14 de noviembre de 1951, los paracaidistas franceses tomaron Hoa Binh, a 40 km al oeste de la Línea De Lattre, y fueron rápidamente reforzados con unidades de la Legión Extranjera. Pero el General Giap, no estaba del todo derrotado. Tras desplegar fuerzas para cortar a los franceses la salida de Hanoi, causo tales daños que el General Raoul Salam (el sucesor del General De Lattre), ordenó la retirada de Hoa Binh el 22 de febrero de 1952. La guerra de Indochina todavía no había acabado, miles de soldados franceses y de otras nacionalidades de la Legión Extranjera darían sus vidas para combatir y derrotar a los comunistas vietnamitas, para mantener la colonia bajo dominio francés. Una vez más los paracaidistas franceses fueron enviados a salvar las columnas de soldados que se retiraban de las guarniciones y, ya que ahora Giap controlaba la mayor parte del norte de Vietnam más allá de la Línea De Lattre, la situación era bastante crítica. El General Salam respondió lanzando un fuerte contraataque (La Operación Lorraine) a lo largo del Río Claro, para obligar a Giap a aliviar la presión sobre los restantes puestos militares de Nglia Lo. El 29 de octubre 40.000 soldados franceses, miles de ellos excombatientes de diversas nacionalidades, que habían luchado encarnizadamente en los campos de batalla de la II Guerra Mundial, ahora alistados en la Legión Extranjera, combatirían con fervor contra el Viet Minh para mantener las posiciones en la Línea De Lattre y evitar que las guarniciones en retirada sean aniquiladas. El general Raul Salan, artífice de la Operación Lorraine, fue uno de los militares más sombríos y conspirativos de los generales que sirvieron en Indochina y Argelia. Salan fue uno de los cuatro generales, juntamente con Maurice Challe, Andre Séller y Edmound Joutand, que organizaron y participaron en el famoso “Putsch de Argel”, para derrocar al entonces Presidente de la República Francesa, Charles De Gaulle. El general Salan estaba al frente de la OAS (Organisation de l’Armèe Secrete). Organización Secreta de Extrema Derecha del Ejército francés, la cual combatiría para evitar a toda costa la independencia de Argelia como colonia francesa. Salan sería sustituido en Indochina por el general Henri Navarre, el cual llegaría en mal momento, en una situación en la que las tropas galas, se encontraban en repliegue y a la defensiva. La OAS contó entre sus filas con un elevado número de antiguos miembros de las SS, enrolados en la Legión Extranjera, los cuales sirvieron tanto en Indochina como en Argelia. Algunos de sus miembros fundaron en 1972 el FN (Front National), que hoy dirige y lidera Jean Marie Le Pen. Algunos historiadores han querido vincular a la OAS con ODESSA, la organización secreta de la SS. Aunque también hubo oficiales de la OAS que asesoraron a los jefes militares de Argentina y Chile, durante sus respectivas dictaduras. La Legión Extranjera fue creado por Real Decreto del Rey Luis Felipe de Orleáns, el 9 de marzo de 1831, como una unidad para voluntarios extranjeros, porque estuvo prohibido reclutar extranjeros en el Ejército francés después de la Revolución de 1830. Fue utilizada principalmente para proteger y ensanchar el Imperio Colonial francés durante el siglo XIX, pero también tomó parte en todas sus guerras con otros poderes europeos como la Guerra Franco-Prusiana y ambas guerras mundiales. A pesar de ser considerado un anacronismo por algunos, la Legión Extranjera ha persistido como parte importante del Ejército francés. Ha sobrevivido tres repúblicas, un imperio, dos guerras mundiales, la subida y la caída de ejércitos de reputación en masa, el desmantelamiento del Imperio Colonial francés y finalmente, la pérdida del lugar de nacimiento de la Legión extranjera francesa, Argelia. La Legión extranjera francesa es conocida por ser una unidad militar de élite, entrenados no sólo en habilidades militares tradicionales, sino también en un fuerte “espíritu de cuerpo” entre sus miembros. Como sus soldados vienen de países diferentes con culturas diferentes, esto refuerza los lazos para trabajar eficientemente como un equipo. Consecuentemente, la instrucción a menudo es descrita como no sólo físicamente dura, sino también muy estresante psicológicamente. Los métodos brutales de instrucción son utilizados con frecuencia y la violencia hacia legionarios menores es común, llevando a tasas altas de deserción como ha sido notado en muchas memorias escritas por antiguos miembros de la Legión.

  • En la I Guerra Carlista, en 1835
  • En el sitio de Sebastopol, durante la Guerra de Crimea, en 1854
  • En la Guerra Franco-Prusiana en 1870,
  • En la Guerra contra los Piratas en Indochina, en 1883
  • I Guerra Mundial 1914-1918
  • II Guerra Mundial 1939-1945
  • Guerra de Indochina 1946-1954
  • Madagascar, entre 1947-1950
  • Guerra de Corea: 1950
  • Túnez, 1952-1954
  • Marruecos, 1953
  • Argelia, 1954-1961
  • Djibouti, 1962
  • Chad y Zaire, 1978
  • Libano, 1982
  • Golfo Pérsico, 1991
  • Somalia, 1993
  • Bosnia-1991-1995
  • La creación de la Legión Extranjera francesa fue una emulación de la Legión Extranjera Holandesa creada en 1830, a la cual aglutinaba a todos los miembros de las colonias holandesas. La Koninklijk Nederlandsch Leger, o Ejército Real de los Países Bajos, en referencia a las Indias Orientales Holandesas; Indonesia. La Legión Holandesa fue disuelta en 1949 tras la emancipación de Indonesia, como colonia holandesa. En la Legión Extranjera Francesa, combatieron varios cientos de ex soldados holandeses, que tras ser disuelta su Legión se incorporaron a la francesa para continuar combatiendo contra los comunistas que les habían expulsado de Indonesia.